Estudios de grado

El proceso de solicitud y admisión en EEUU es muy diferente al habitual en España. Los elementos de la solicitud pueden variar de una universidad a otra, pero, en general, se pide lo siguiente:

  • Un formulario con los datos básicos. Este formulario puede ser específico de la universidad o, lo más fácil, el de Common Application (aunque muchas universidades admiten la Common Application, no todas lo hacen).  
  • Cartas de recomendación. Normalmente se necesitan tres cartas: dos de profesores y una del tutor o del orientador.   
  • Expediente académico. Las universidades exigen una traducción oficial del expediente académico. Para que la traducción se considere oficial en estos casos, basta con que tu colegio o instituto selle todas las páginas de la traducción, pero te aconsejamos que te asegures de la calidad de la traducción para no perjudicar tus posibilidades de entrar en la universidad. No obstante, si no tienes esta posibilidad, siempre puedes recurrir a un traductor jurado autorizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.
  • Ensayos. El ensayo personal o personal statement es la clave de la solicitud. Ofrece a las universidades una visión más completa de tus cualidades personales. Debe estar bien escrito, sin errores tipográficos ni faltas y debe enganchar al lector desde la primera frase.   
  • Resultados de las pruebas de acceso. Entre las pruebas de acceso se encuentran SAT I, SAT II, ACT y TOEFL o IELTS. Debes comprobar la política de cada universidad a la que solicitas una plaza: algunas no exigen ninguna prueba de acceso, mientras que otras dan al solicitante a elegir entre el SAT (Scholastic Aptitude Test) y el ACT (American College Testing) y otras incluso añaden al SAT o ACT el requisito de realizar exámenes de materia del SAT II (SAT Subject Tests o SAT II). Es recomendable hacer una simulación tanto del SAT como del ACT para determinar en cuál de estos dos exámenes puedes obtener mejores resultados y elegir el que te ayudará a destacar.
  • Información financiera. Es posible que las universidades te pidan información sobre tu situación económica, sobre todo en el caso de que ofrezcan becas basadas en la necesidad económica. De nuevo, hay que comprobar la política de cada universidad, que normalmente publican en sus páginas web.

Si quieres más información sobre solicitudes de admisión para estudiar un grado en EEUU, consulta la página oficial de EducationUSA.